viernes, 16 de marzo de 2012

El Origen del nombre de Feministia

Hola a todos. Esta semana me he puesto a pensar que publicaria esta semana. ¿Y por que no un articulo escrito por mi esta vez? Voy a empezar contando porque llame a este blog - Feministia.
Este blog toma el nombre del Reino de Mujeres del videojuego Dragon Quest - El Capitulo de los elegidos. Feministia (Femiscyra en la versión del juego en inglés) en el mundo de Dragon Quest es un reino que es reinado por una Reina y todas sus habitantes son mujeres, los hombres en Feministia son viajeros que pasan su estancia en el reino de forma temporal. Entónces hablar de Feministia es como recordar a las miticas amazonas. De echo Dragon Quest IV - El Capitulo de los Elegidos es bastante feminista o pro - mujer; tanto en sus personajes como en su religión. Dentro del mundo de Dragon Quest IV la única religión mundial es que todos creen que dios es Mujer, osea en la Diosa. Los curas y monjas rinden cultos a la Diosa. En las Iglesias de Dragon Quest IV las estatuas de la Diosa se parecen a las estatuitas de la Virgen Maria. También hay angeles femeninos o angelitas. 
Aparte del Reino Femenino de Dragon Quest IV, me parecia simpatico el nombre Feministia como juego de palabra con Feminismo o Feminista. Me pareció que el nombre daba bastante a entender que es lo que se pretendia o pretende con este blog. Me preocupa el echo de que se puedan llegar a aprobar leyes como Acta o Sopa o pipa yq ue este blog tenga que ser obligado a cerrarse. Con la excusa de que toma el nombre inspirado en un videojuego. Por eso que ya dedique un post hablando de luchar para un Internet Libre. A los lideres de este mundo patriarcal no les interesa mucho que las mujeres piensen sobre su situación en el mundo. Quieren que pensemos que ya está todo echo: ya han obtenido el derecho a voto, a estudiar, los hombres aceptaron a regañadientes que las mujeres empezasen a trabajar sólo porque habia cierta crisis economica en las clases obrera y burguesa. ¿Que más quieren las mujeres?

Anteriormente me dedique a reunir y exponer información de distintas fuentes que consideré importante compartir con otras mujeres y el mundo en general (si hay hombres que sigan este blog, me parece bien, pues significaria que a ellos también se preocupan e interesan por las mujeres). Seguiré reuniendo y exponiendo la información que consideré que debe difundirse. Ya sean temas útiles o que interesen a las mujeres. O ya sean temas desagradables para denunciar el machismo en la cúltura, en nuestra sociedad. O temas que te hagan pensar como mujer.  La semana que viene definiré el  objetivos o meta de este blog. ¿El cómo fue creado el 5 de agosto de 2010? ¿Por que decidi crearlo? ¿Por que considero que este blog debe existir? Todo ello sera respondido si Nuestra Señora quiere. Adiosa. ^^  jajajaja

viernes, 9 de marzo de 2012

El mito de la Creación de la Mujer

El Valor de la mujer!!!

Cuenta la leyenda que al principio del mundo, cuando Dios decidió crear a la mujer, encontró que había agotado todos los materiales sólidos en el hombre y no tenía más de que disponer.

Ante este dilema y después de profunda meditación, hizo esto:
Tomo la redondez de la luna, las suaves curvas de las olas, la tierna adhesión de la enredadera, el trémulo movimiento de las hojas, la esbeltez de la palmera, el tinte delicado de las flores, la amorosa mirada del ciervo, la alegría del sol y las gotas del llanto de las nubes, la inconstancia del viento y la fidelidad del perro, la timidez de la tórtola y la vanidad del pavo real, la suavidad de la pluma de un cisne y la dureza del diamante, la dulzura de la paloma y la crueldad del tigre, el ardor del fuego y la frialdad de la nieve.

Mezclo tan desiguales ingredientes, formó a la mujer y se la dio al hombre.
Después de una semana, vino el hombre y le dijo: ¡¡¡Señor, la criatura que me diste me hace desdichado, quiere toda mi atención, nunca me deja solo, charla incesantemente, llora sin motivo, parece que se divierte al hacerme sufrir y vengo a devolvértela porque no puedo vivir con ella!!!

Bien, contestó Dios y tomó a la mujer.
Pasó otra semana, volvió el hombre y le dijo: Señor, me encuentro muy solo desde que te devolví a la criatura que hiciste para mí, ella cantaba y jugaba a mi lado, me miraba con ternura y su mirada era una caricia, reía y su risa era música, era hermosa a la vista y suave al contacto. Me cuidaba y protegía cuando lo necesitaba, me daba dulzura, ternura, comprensión y amor sin condiciones, por favor Dios, devuélvemela, ¡¡¡porque no puedo vivir sin ella!!!

Ya veo, dijo Dios, ahora valoras sus cualidades, eso me alegra mucho, claro que puedes tenerla de nuevo, fue creada para ti, pero no olvides cuidarla, amarla, respetarla y protegerla, porque de no hacerlo, corres el riesgo de quedarte de nuevo sin ella...

Sinceramente, este mito me gusta mucho más que el de Adan y Eva de los 3 libros; de las "3 religiones patriarcales hermanas".

sábado, 3 de marzo de 2012

Imagina a una mujer...

“Imagina una mujer que cree que es correcto y bueno que ella sea mujer. Una mujer que honra su experiencia y cuenta sus historias. Que no acepta cargar con los pecados de otros en su cuerpo y su vida.

Imagina una mujer que cree que ella es buena. Una mujer que confía en sí misma y se respeta. Que escucha sus necesidades y deseos y los abraza con ternura y gracia.

Imagina una mujer que ha reconocido la influencia del pasado en el presente. Una mujer que ha recorrido su pasado. Que ha sanado en el presente.

Imagina una mujer autora de su propia vida. Una mujer que inicia, se esfuerza y se mueve en su propio nombre. Que no acepta rendirse, excepto a su Ser más verdadero y a su voz más sabia.

Imagina una mujer que nombra a sus propios dioses. Una mujer que imagina la divinidad a su imagen y semejanza. Que diseña su propia espiritualidad y permite que ella le informe su vida diaria.

Imagina una mujer enamorada de su propio cuerpo. Una mujer que cree que su cuerpo es suficiente, tal como es. Que celebra su cuerpo y sus ritmos y ciclos como un recurso exquisito.

Imagina una mujer que honra el rostro de la Diosa en su propio rostro cambiante. Una mujer que celebra la acumulación de sus años y su sabiduría. Que se niega a usar una preciosa energía ocultando los cambios en su cuerpo y en su vida.

Imagina una mujer que valora a las mujeres en su vida. Una mujer que se sienta en círculos de mujeres. Que le recuerdan la verdad sobre sí misma cuando ella olvida.

Imagínate a ti misma como esa mujer.”

Tomado de Imagine a Woman in Love with Herself, by Patricia Lynn Reilly, M. Div., (c) 1995