miércoles, 26 de octubre de 2011

Octubre: mes de prevención del cáncer de mama

El mes de octubre es considerado el mes de prevención del cáncer de mamas, por este motivo, muchas organizaciones médicas, centros de salud y otros organismos se lanzan en campaña para ayudar a concientizar sobre esta patología, sobre la importancia de prevenirla y/o diagnosticarla tempranamente para poder implementar el tratamiento adecuado desde el inicio.
En el caso del cáncer de mama el primer escalón de diagnóstico es la propia mujer: de ahí que se enfatice en la práctica de auto controles, para lo cual cada mujer debe tomar conciencia de su propio papel protagónico en la detección de la enfermedad, además de contar, claro, con la información necesaria para poder hacerlo.

Según estadísticas este tipo de cáncer es el más frecuente en la mujer de raza blanca: actualmente constituye el 10 % del total de cánceres, se estima que en los próximos 10 años se diagnosticarán en el mundo alrededor de 8 millones de casos nuevos. Esta cifra no es para provocar miedo, sólo es para remarcar lo importante que es el hacerse auto controles y otros estudios preventivos médicos de manera periódica.
Se recomienda controlar los senos al menos una vez al mes para detectar cualquier anomalía: si aún tienes tus ciclos menstruales el momento del mes más propicio para realizarlo es el segundo o tercer día después del período –esto es ya que en este momento tus senos se encuentran ya menos sensibles e inflamados- , en cambio, si ya has pasado por la menopausia, cualquier día es adecuado.
Recuerda que si detectas algún bulto, masa, alguna secreción a través del pezón, o cualquier cambio en la forma o apariencia de tus mamas, deberías consultarlo con tu médico cuanto antes.


Factores de riesgo
Genes. Si tu abuela, madre o hermana han tenido cáncer de seno o de ovario, tu riesgo es cuatro veces mayor. Por lo tanto hazte la autoexploración de seno cada mes.
Embarazos. Hay más riesgo en las mujeres que no han tenido hijos, en quienes los han tenido después de los 30 años y en quienes no han amamantado.
Menstruación. El riesgo aumenta si tu primera regla fue a muy temprana edad o no has dejado de menstruar antes de los 55 años.
Peso. El sobrepeso es muy perjudicial para los senos, también lo es el exceso de grasa en el abdomen y en la cintura, pues la grasa acumulada eleva la producción de estrógenos.
Alimentación. Una dieta alta en grasas, cafeína o refresco de cola, o pobre en frutas, verduras y pescado, aumenta tu riesgo. Infórmate sobre qué alimentos pueden combatir el cáncer de seno.
Ejercicio. Las mujeres atléticas tienen la mitad del riesgo que las sedentarias.
Alcohol. El consumo de alcohol aumenta el riesgo.
Cigarro. En mujeres fumadoras el riesgo aumenta.
Implantes. Las prótesis de silicona comprimen el tejido mamario, haciendo que la interpretación de las mamografías sea mucho más difícil.


¿Cuáles son los síntomas del cáncer de mama?


En sus etapas iniciales, el cáncer de mama es muy pequeño para que se pueda sentir y no causa signos ni síntomas. Sin embargo, a medida que crece se pueden presentar cambios en la apariencia o la sensibilidad de las mamas. Entre los síntomas se incluyen:
  • Aparición de un bulto en las mamas (senos) o debajo del brazo (axila).
  • Endurecimiento o hinchazón de una parte de las mamas.
  • Irritación o hundimientos en la piel de las mamas.
  • Enrojecimiento o descamación en el pezón o las mamas.
  • Hundimiento del pezón o dolor en esa zona.
  • Secreción del pezón, que no sea leche, incluso de sangre.
  • Cualquier cambio en el tamaño o la forma de las mamas.
  • Dolor en cualquier parte de las mamas.


¿Qué es una mamografía?

Una mamografía es una radiografía de las mamas. Con las mamografías, los médicos pueden detectar signos de cáncer de mama en sus etapas iniciales. Si usted tiene entre 50 y 74 años de edad, asegúrese de que le hagan una mamografía cada dos años. Si tiene entre 40 y 49 años de edad, consulte con su médico sobre cuándo y con qué frecuencia se debe hacer una mamografía.


Por qué me debo hacer una mamografía?

Las mamografías de rutina son las mejores pruebas de detección con que cuentan los médicos para identificar el cáncer de mama en sus etapas iniciales, a veces hasta tres años antes de que se pueda sentir con la palpación. Muchas mujeres a las que se les detecta el cáncer de mama en forma temprana pueden vivir por mucho tiempo y en forma saludable.

¿Dónde puedo hacerme una prueba de detección?

Por lo general, las pruebas de detección pueden hacerse en una clínica, un hospital o un consultorio médico. Para hacerse una prueba de detección de cáncer de mama, llame al consultorio de su médico. Ahí le podrán ayudar a programar una cita. La mayoría de las compañías de seguro médico cubren los costos de las pruebas de detección del cáncer de mama.
¿Le preocupa el costo de la mamografía? El Programa Nacional de Detección Temprana de los Cánceres de Mama y Cuello Uterino (NBCCEDP) ofrece mamografías gratuitas o a bajo costo. Averigüe si usted reúne los requisitos.


¿Cómo puedo reducir mi riesgo de cáncer de mama?


  • Controle su peso y haga ejercicio.
  • Conozca sus antecedentes familiares de cáncer de mama. Si su madre, hermana o hija tuvieron o tienen cáncer de mama, consulte con su médico sobre el riesgo que usted tiene de contraer la enfermedad y cómo reducirlo.
  • Conozca los riesgos y beneficios de la terapia de reemplazo hormonal.
  • Limite el consumo de alcohol.


 Autopalpación:

La palpación de las mamas es el examen más importante. Sin embargo, sólo permite detectar los tumores visibles o palpables.
El cáncer de mama puede evolucionar durante años sin presentar ningún síntoma, dolor o abultamiento evidente.    
 Las mujeres deben tomar consciencia de la importancia de la autopalpación para la detección precoz del cáncer de mama. 

Frecuencia de la autopalpación

La autopalpación consiste en buscar un posible abultamiento en el seno. Las mujeres deben realizar esta autoevaluación cada mes, después de la menstruación.

Realice la autoevaluación frente a un espejo

La mujer debe situarse frente a un espejo para revisar los dos senos y verificar que no existan secreciones en el pezón, erupciones cutáneas, pliegues anormales o que la piel del seno no esté pelándose.

Levante un brazo

Levante el barazo derecho y con tres dedos de la mano izquierda bien extendidos palpe el seno derecho haciendo pequeños círculos. Repita este ejercicio en el otro seno.

 ¿Qué se debe buscar?
Pase los dedos por encima de la piel y trate de identificar algún abultamiento u hoyuelo.



 Palpe y presione el pezón
  • Palpe el pezón y la zona comprendida entre el seno y la axila.
  • Presione el pezón para verificar que no existe ningún tipo de secreción.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Internet Grooming

¿Qué es el grooming?

 

El grooming de menores en Internet es un fenómeno que podríamos traducir como engatusamiento y que se utiliza para describir las prácticas online de ciertos adultos para ganarse la confianza de un (o una) menor fingiendo empatía, cariño, etc. con fines de satisfacción sexual (como mínimo, y casi siempre, obtener imágenes del/a menor desnudo/a o realizando actos sexuales).

Por tanto está muy relacionado con la pederastia y la pornografía infantil en Internet. De hecho el grooming es en muchas ocasiones la antesala de un abuso sexual.

 El acoso sexual de menores en la Red no es algo frecuente. Sin embargo, es perfectamente factible y las consecuencias pueden ser devastadoras. Una vez iniciado el daño es irreparable. Por fortuna, es sencillo de evitar e incluso de contener en los primeros momentos.


Condición necesaria para el acecho sexual en la Red

 Todo caso de acecho sexual se hace posible porque el acosador dispone de un elemento de fuerza sobre la víctima que pone a ésta en el compromiso de atender las demandas del depredador. Este elemento puede ser de muy diversa naturaleza, si bien el más común es la posesión de alguna imagen íntima que el chantajista amenaza con hacer pública en caso de que no sean satisfechas sus peticiones de índole sexual. Estas solicitudes suelen consistir en el envío de imágenes eróticas por la webcam pero, si hay proximidad, puede llegar a solicitarse un encuentro personal con el grave riesgo que ello implica. En ocasiones, este elemento de fuerza no existe y es la pericia del acosador la que lo crea de manera ficticia y hace creer a su víctima en su existencia. Tanto adolescentes como personas adultas pueden ser víctimas de este tipo de chantaje, sin embargo existe mayor vulnerabilidad en los menores que se ven incapaces de gestionar esta complicada situación, lo que les sitúa a merced del acosador.


Conceptos: acoso sexual de menores online e Internet Grooming

El grooming es una forma en que se manifiesta el acoso sexual en la Red hacia los menores, pero no la única. Se puede hablar de grooming cuando se produce un acecho sexual donde previamente ha habido una estrategia de acercamiento, de engatusamiento, con el fin de ganarse la confianza del menor por parte del depredador sexual para así obtener ese elemento de fuerza con el que iniciar el chantaje. Sin embargo, en muchos casos el acecho sexual no se produce de esta manera, no hay una fase previa. Ocurre, por ejemplo, cuando el depredador accede a informaciones o imágenes de su víctima usando la fuerza (robo de contraseñas, por ejemplo) o valiéndose de terceras personas o medios alternativos. Aunque en este caso el enjuiciamiento no sería el mismo por la diferente naturaleza de las acciones previas, a efectos de la víctima nos sitúa prácticamente en el mismo lugar.

 Hay que destacar el papel que tiene la webcam tanto para la obtención del elemento de fuerza como para la realización de concesiones al depredador por lo que debe ser considerada un componente crítico en estos casos y, por lo tanto, una condición necesaria. 

 

Tres fases y diez claves para luchar contra el acoso sexual en la Red

 

Prevención: evitar la obtención del elemento de fuerza por parte del depredador.

Si se evita que el depredador obtenga el elemento de fuerza con el que iniciar el chantaje, el acoso es inviable. Para ello es recomendable:
  1. No proporcionar imágenes o informaciones comprometedoras (elemento de fuerza) a nadie ni situar las mismas accesibles a terceros. Se ha de pensar que algo sin importancia en un determinado ámbito o momento puede cobrarla en otro contexto.
  2. Evitar el robo de ese elemento de fuerza para lo cual se debe preservar la seguridad del equipo informático y la confidencialidad de las contraseñas.
  3. Mantener una actitud proactiva respecto a la privacidad lo que implica prestar atención permanente a este aspecto y, en especial, al manejo que las demás personas hacen de las imágenes e informaciones propias.  

Afrontamiento: tomar conciencia de la realidad y magnitud de la situación.

Cuando se comienzan a recibir amenazas e intimidaciones es importante:


  1. No ceder al chantaje en ningún caso puesto que ello supone aumentar la posición de fuerza del chantajista dotándole de un mayor número de elementos como pueden ser nuevas imágenes o vídeos eróticos o pornográficos.
  2. Pedir ayuda. Se trata de una situación nueva y delicada que conlleva gran estrés emocional. Contar con el apoyo de una persona adulta de confianza es fundamental. Aportará serenidad y una perspectiva distinta.
  3. Evaluar la certeza de la posesión por parte del depredador de los elementos con los que se formula la amenaza y las posibilidades reales de que ésta se lleve a término así como las consecuencias para las partes. Mantener la cabeza fría es tan difícil como importante.
  4. Limitar la capacidad de acción del acosador. Puede que haya conseguido acceso al equipo o posea las claves personales. En previsión de ello:
    1. Realizar una revisión total para evitar el malware del equipo y cambiar luego las claves de acceso.
    2. Revisar y reducir las listas de contactos así como la configuración de las opciones de privacidad de las redes sociales.
    3. En ocasiones, puede ser acertado cambiar de perfil o incluso de ámbito de relación en la Red (bien sea una red social, un juego online multijugador...).

    Intervención

    Las situaciones de acecho sexual rara vez terminan por sí mismas, siendo habitual la reincidencia en el acoso incluso en momentos muy distantes en el tiempo. Es preciso no bajar la guardia y llegar hasta el final para lo cual es conveniente:


    1. Analizar en qué ilegalidades ha incurrido el acosador y cuáles pueden ser probadas. Puede ser inviable probar que el depredador dispone de ciertas imágenes o informaciones o que las ha hecho públicas. También puede ocurrir que no se pueda demostrar que esas imágenes fueron obtenidas por la fuerza o mediante engaño o incluso que se han recibido amenazas. Por todo ello conviene saber en qué ilícitos ha incurrido o incurre el depredador porque ello habilita la vía legal.
    2. Buscar y recopilar las pruebas de la actividad delictiva: capturas de pantalla, conversaciones, mensajes... todo aquello que pueda demostrar las acciones del depredador o dar pistas sobre su paradero o modo de actuar será de gran utilidad tanto a efectos de investigación como probatorios. Se debe tener presente no vulnerar la Ley en este recorrido.
    3. Formular una denuncia. Con un adecuado análisis de la situación y elementos de prueba que ayuden a la investigación el hecho ha de ser puesto en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con independencia de que el acecho hubiera o no remitido.

    Esta guia puede ayudarles para cuidar a sus hijos,especialmente hijas: menores y adolescentes. 
    ¿A quien no le ha pasado que te encuntras con tipejos asquerosos por la red que en seguida quieren que enciendas la web-cam para pedirte que les enseñes las tetas o algo asi?!! ¡¿O peor tipos que enseguida quieren quedar contigo,que quieren saber tus datos?!!
    Aunque no sean ustedes menores,pido que sean cuidadosas con quienes agregan al messenger o si hay alguna actitud rara,que se pasa de descaro;chicas denle a bloquear.

lunes, 3 de octubre de 2011

Semana de la lactancia materna

La semana mundial de la lactancia materna, instaurada oficialmente por OMS / UNICEF en 1992, es actualmente el movimiento social más extendido en defensa de la lactancia materna. Se celebra en más de 120 países, del 1 al 7 de agosto, aniversario de la Declaración de Innocenti, firmada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en agosto de 1990 sobre la protección, el fomento y el apoyo de la lactancia materna.

En Europa, al ser agosto periodo típicamente vacacional, la Semana Mundial de la Lactancia Materna (SMLM) se celebra de común acuerdo la semana 41 del año. La fecha se escogió entendiendo que en un embarazo que empezase el 1 de enero, la semana más probable de parto y por tanto de inicio de la lactancia sería la semana 41, o sea, a principios de octubre. De forma consensuada, en España, la mayoría de Grupos de apoyo a la lactancia materna inician la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna el primer domingo de octubre con diversos actos conjuntos, como la fiesta de la lactancia materna, evento familiar que consiste en actividades al aire libre, bien relacionadas con la lactancia materna o para el público en general, y la lectura de un manifiesto cuyo contenido refleja el lema elegido por WABA (World Alliance for Breastfeeding Action) para la SMLM de cada año.
WABA es una red internacional de personas y organismos que trabaja en coordinación con OMS y UNICEF, y desde 1992 se encarga, cada año, de la organización de la Semana Mundial de la Lactancia Materna. Para ello elige un lema y propone una serie de temas a tratar y desarrollar a nivel internacional relacionados con la lactancia materna y los derechos de las mujeres y sus hijos. WABA fue fundada en 1991 para apoyar a UNICEF y a los gobiernos a lograr el cumplimiento de los objetivos de la Declaración de Innocenti.