miércoles, 24 de noviembre de 2010

25 de Noviembre: ¡¡¡No a la Violencia hacia las mujeres!!!

La violencia contra la mujer es la violencia ejercida contra las mujeres por su condición de mujer. Esta violencia presenta numerosas facetas que van desde la discriminación y el menosprecio hasta la agresión física o psicológica y el asesinato. Produciéndose en muy diferentes ámbitos (familiar, laboral, formativo,..), adquiere especial dramatismo en el ámbito de la pareja y doméstico, en el que anualmente las mujeres son asesinadas a manos de sus parejas por decenas o cientos en los diferentes países del mundo. 

Al menos una de cada tres mujeres en el mundo ha padecido a lo largo de su vida un acto de violencia de género (maltrato, violación, abuso, acoso,…) Desde diversos organismos internacionales se ha resaltado que este tipo de violencia es la primera causa de muerte o invalidez para las mujeres entre 15 y 44 años. 

En 1993 las Naciones Unidas reconocían «la urgente necesidad de una aplicación universal a la mujer de los derechos y principios relativos a la igualdad, seguridad, libertad, integridad y dignidad de todos los seres humanos». También reconocía el papel desempeñado por las organizaciones en pro de los derechos de la mujer, organizaciones que facilitaron dar visibilidad al problema.

Siendo la violencia contra la mujer un problema que afecta a los derechos humanos, que «constituye una manifestación de relaciones de poder históricamente desiguales entre el hombre y la mujer, que han conducido a la dominación de la mujer y a la discriminación en su contra por parte del hombre e impedido el adelanto pleno de la mujer, y que la violencia contra la mujer es uno de los mecanismos sociales fundamentales por los que se fuerza a la mujer a una situación de subordinación respecto del hombre», ve la necesidad de definirla con claridad como primer paso para que, principalmente los Estados, asuman sus responsabilidades y exista «un compromiso de la comunidad internacional para eliminar la violencia contra la mujer».

La declaración incluye seis artículos en los que se define la violencia contra la mujer y las formas y ámbitos de esta violencia, al tiempo que enumera los derechos de las mujeres para alcanzar la igualdad y su pleno desarrollo e insta a los Estados y organizaciones internacionales a desarrollar estrategias y poner los medios para erradicarla.

En el mismo sentido, el 5 de marzo de 1995, se adoptó la «Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer: Convención de Belem Do Para».

La violencia contra la mujer está ligada a la consideración de la mujer que se desprende de la familia patriarcal. La humanidad en sus orígenes pudo estar constituida por comunidades matriarcales, así lo expuso Lewis Henry Morgan, considerado uno de los fundadores de la antropología moderna, en su libro La sociedad primitiva en 1877. «La abolición del derecho materno fue [pudo ser] la gran derrota del sexo femenino». Actualmente la familia patriarcal puede aparecer desdibujada tras siglos de esfuerzos de la mujer por emanciparse; en sus orígenes, convirtió a la mujer en objeto propiedad del hombre, el patriarca. Al patriarca pertenecían los bienes materiales de la familia y sus miembros. Así, la mujer pasaba de las manos del padre a las manos del esposo, teniendo ambos plena autoridad sobre ella, pudiendo decidir, incluso, sobre su vida. La mujer estaba excluida de la sociedad, formaba parte del patrimonio de la familia, relegada a la función reproductora y labores domesticas.

La violencia contra la mujer comienza en la infancia y es en la familia donde principalmente se ejerce esa violencia. La infancia es especialmente vulnerable a la violencia y la niña sufre un plus añadido por su condición femenina. A la ablación, generalizada en determinadas comunidades e ineludiblemente ligada al sexo femenino, el comercio sexual que puede arrancar ya en el seno de la familia con la venta de la niña, o el infanticidio y los abusos sexuales, más frecuentemente ligados al sexo femenino, se une una más estricta autoridad paterna, ejercida también por hermanos, y una educación discriminatoria que limita sus expectativas vitales. 

La violencia contra la mujer por parte de su pareja o ex-pareja está generalizada en el mundo dándose en todos los grupos sociales independientemente de su nivel económico, cultural o cualquier otra consideración. Aun siendo de difícil cuantificación, dado que no todos los casos trascienden más allá del ámbito de la pareja, se supone que un elevado número de mujeres sufren o han sufrido este tipo de violencia. Estudios realizados en países por desarrollar arrojan una cifra de maltrato en torno al 20%, encontrándose los índices más bajos en países de Europa, en Estados Unidos, Canadá, Australia y Japón con cifras en torno al 3%.
En la pareja el maltrato es mayoritariamente ejercido por él contra ella. Tiene unas causas específicas: los intentos del hombre por dominar a la mujer, la baja estima que determinados hombres tienen de las mujeres; causas que conducen a procurar instaurar una relación de dominio mediante desprecios, amenazas y golpes. 

La violación es, sin ningún género de dudas, la forma más evidente de dominación ejercida, de manera violenta, por los hombres sobre las mujeres.En ella se traslucen los iconos atávicos presentes aún en la mente del hombre, lo que se conoce como machismo: implica un menosprecio de la mujer considerándola como mero objeto destinado a satisfacer las apetencias sexuales y la convicción de que la mujer debe estar sometida al hombre. No supone considerar a la mujer inferior al hombre en una cuestión de grado sino el considerarla un ser inferior, un ser con el que se pueden cometer todo tipo de excesos.
La violación produce efectos devastadores que van más allá de los causados por la violencia ejercida. Las mujeres violadas pueden caer en profundas depresiones, pudiendo llegar a suicidarse, pueden cambiar su carácter volviéndose más retraídas, caer en el consumo de alcohol o drogas,… El sida o quedar embarazadas de su agresor son también sus posibles consecuencias. Las mujeres victimas de la violación sufren una doble agresión, a la del agresor se suma la de la familia y la comunidad. La mujer violada queda estigmatizada por una familia y una sociedad que depositan su honor en su cuerpo. En según que culturas puede ser asesinada por miembros de su propia familia para «lavar su honor» o sufrir su rechazo y el de la comunidad. 

Según fuentes de las Naciones Unidas, durante la década 1990-2000, el tráfico de personas con destino en la prostitución se cobró 33 millones de víctimas, tres veces más que el tráfico de esclavos africanos durante cuatrocientos años calculado en 11.500.000 personas.

Este, también, es un crimen universal. Las mujeres captadas con engaños o por la fuerza pueden pertenecer a cualquier país, principalmente países donde la población sufre carencias económicas o países en guerra, y el destino puede ser su propio país o cualquier otro, en este caso, principalmente países ricos.

La explotación sexual convierte a las víctimas en esclavas. Los proxenetas se enriquecen manteniendo a las víctimas en condiciones infrahumanas, atemorizadas y amenazadas, obligadas a ejercer la prostitución en condicciones de explotación.

Desde el feminismo se ve como medio para combatir este tráfico el combatir la prostitución, acabar con el comercio sexual que, consideran, degrada a la mujer. El debate sobre la prostitución está abierto, existiendo grupos, entre ellos grupos de mujeres dedicadas a la prostitución, que consideran esta elección un derecho, y organizaciones feministas dispuestas a erradicarla. 

Acta de derechos de la mujer maltratada

* Yo tengo derecho a no ser golpeada jamás
* Yo tengo el derecho de cambiar la situación
* Yo tengo el derecho de vivir libre del temor a ser golpeada
* Yo tengo el derecho de requerir y esperar una correcta atención por parte de la policía y los sistemas de atención que necesite
* Yo tengo el derecho de compartir mis sentimientos y no ser aislada de familiares, amigos y otras personas
* Yo tengo derecho a ser tratada como una persona adulta
* Yo tengo derecho a salir de un ambiente de maltrato
* Yo tengo derecho a mi privacidad
* Yo tengo el derecho de expresar mis propios pensamientos y sentimientos
* Yo tengo derecho a desarrollar mis habilidades y talento personal
* Yo tengo el derecho de denunciar a mi esposo/compañero golpeador
* Yo tengo derecho a no ser perfecta.

Confrontando la Violencia

Si existe violencia en su relación, debe:

* reconocer el problema y considerarlo seriamente
* conversar con su pareja y decirle que la violencia debe terminar
* dejar de justificar la violencia diciéndose que a veces uno mismo la provoca con su actitud. Nada justifica la violencia,
* decirle firmemente lo que ud.no quiere hacer
* conversar con alguien que le dé confianza. Lo importante es romper el silencio.
* llamar a algún teléfono de ayuda y orientación
* integrarse a actividades que la fortalezcan como persona
* denunciarlo o recurrir a instituciones de su comunidad
* no aislarse y buscar ayuda

Las mujeres no deben avergonzarse ni sentirse culpable por sufrir estas agresiones.Una gran cantidad de mujeres la sufren diariamente.Lo importante es tomar fuerza para cambiar esa situación. 

Si ud. es víctima de violencia doméstica:

* no se aísle, busque familiares o personas amigas y cuénteles su problema.
* busque un lugar donde refugiarse en momentos de emergencia, si se ve imposibilitada de quedarse en su hogar.
* no se quede aguantando, pensando que todo pasará y que la calma volverá. La violencia puede ser peor y su vida y la de sus hijos corre peligro.
* busque asistencia legal e infórmese de sus derechos y de las leyes que la protegen.

Recuerde que:

* ud.tiene el derecho a una vida libre de violencia.
* no puede perder sus hijos.
* ud.puede reclamar el derecho de sus hijos a recibir pensión alimenticia.
* el ciclo de violencia no se rompe solo.Debemos hacer algo para cambiarlo.
* la violencia doméstica es un delito que debe denunciar.
* ayude a que sus hijos tengan un futuro sin violencia.




Fuente : www.taringa.net


domingo, 21 de noviembre de 2010

Anime Yuri


Anime


Anime (アニメ), es el término que identifica a los dibujos animados de procedencia japonesa. El anime es un medio de gran expansión en Japón, siendo al mismo tiempo un producto de entretenimiento comercial, fenómeno cultural en masas populares y una forma de arte tecnológico. Es potencialmente dirigido a todos los públicos, desde niños, adolescentes, adultos, hasta especializaciones de clasificación esencialmente tomada de la existente para el manga (cómic japonés), con clases base diseñadas para especificaciones socio-demográficos tales como empleados, amas de casa, estudiantes, y así sucesivamente. Por lo tanto, pueden hacer frente a los sujetos, temas y géneros tan diversos como el amoraventuraciencia ficción, los cuentos infantilesliteraturadeportes,fantasíaerotismo y muchos otros. 
El anime tradicionalmente es dibujado a mano, pero actualmente se ha vuelto común la animación en computadora. Sus guiones incluyen gran parte de los géneros de ficción y son transmitidos a través de medios cinematográficos (transmisión por televisión, distribución en formatos de video doméstico y películas con audio). La relación del anime japonés con el manga es estrecha, pues históricamente una gran cantidad de series y trabajos de anime se basan en historias de manga populares.

Etimología 


japonesa de la palabra inglesa "animation(アニメーション animēshon?). De ahí que se abrevie a "anime".
Internacionalmente, el anime llevó una vez el nombre popular "Japanimation", pero este término ha caído en desuso. Los fans pronunciaban la palabra preferiblemente como abreviación de la frase "Japanese Animation" (animación japonesa en inglés). Vio su mayor uso durante los años 1970 y 1980, que generalmente comprende la primera y segunda oleada de anime fandom. El término sobrevivió al menos hasta principios de los 1990, pero pareció desaparecer justo antes del resurgir del anime a mediados de los 1990.
En general, el término "Japanimation" ahora sólo aparece en contextos nostálgicos en el mundo occidental, sin embargo el término es muy utilizado en Japón para distinguir las animaciones hechas allí (Japanimation) de las animaciones en general (Anime, en Japón).

Yuri 

Yuri es una palabra referente a los géneros de escritura y artes japoneses manga y anime, cuyo contenido son las relaciones lésbicas. 

Si no hay sexo explícito, y el tema se centra más en la relación romántica, se conoce como shōjo-ai (amor entre chicas) y es un subgénero del shōjo-manga (cómic dirigido a chicas adolescentes), aunque aparece con mucha menos frecuencia que el shōnen-ai. El término shōjo-ai fue creado fuera de Japón, por lo tanto no es usado dentro de ese país, donde lo llaman yuri. 

Shōjo ai (Amor entre chicas) es un término relativamente nuevo, análogo a Shōnen ai (Amor entre hombres) creado por un fan estadounidense y adoptado por el fandom occidental, que tiene poco a ningún uso en Japón. El shōjo ai fue aceptado como un termino para referirse a una relación entre chicas, en la cual es mas fuerte el elemento romántico que el sexual, más específicamente, cuando no hay escenas de sexo explicito.

Al igual que con el yaoi, es más o menos frecuente encontrar yuri en los dôjinshi. 

Existen algunas revistas dedicadas a este género como el Yuri Shimai y Yuri Hime entre otras. 

Origen 

La historia de ambos términos es algo que no está muy claro, y mientras la gente los usa como si tuvieran una clara distinción, o como si fueran intercambiables, la verdad es que ambos son de alguna manera fluidos que forman una pizarra de definición y entendimiento. En otras palabras, lo que cada término define tiene mucho que ver en quién lo esté usando y lo que cree que significa.

En 1971, Ito Bongaku, el editor de Barazoku, una revista gay japonesa, llamó a las lesbianas en Japón yurizoku, la "tribu del lirio". Además, ya que "bara" es la palabra "rosa" en japonés y "yuri" es la palabra "lirio", los hombres homosexuales fueron denominados con el apelativo de barazoku, o "la tribu de la rosa".

Muchos artistas del manga hentai y doujinshi, han llamado a sus personajes "Yuri" o "Yuriko", por lo que el nombre se volvió un tipo de cliché para ese género. De esta forma, los primeros pares en el hentai doujinshi fueron Kei y Yuri de "Dirty Pair". En el Yuricon se cree que ese término que era reclamado por los artistas del hentai es cosa del pasado. 

En Occidente, el término yuri es usado, pero no de forma exclusiva, para representar relaciones sexuales entre dos mujeres. Shoujo ai (amor, chicas) es un término bastante nuevo, ya que fue creado por una analogía para el de shounen ai (hombres, amor) por un fan estadounidense. Realmente no es muy usado en Japón —a pesar de que se sabe a qué se refiere—. El shoujo ai usualmente se refiere al romance entre chicas —algunas veces con sexo, otras veces sin él. El énfasis tiende a ser más a lo romántico que a lo sexual, pero esto es un invento estadounidense y no tiene significado alguno en Japón. 

El yuri puede ser usado para describir cualquier anime o manga (u otra cosa, por ejemplo, fan fiction, película, etc.) que demuestre una intensa conexión emocional de amor o deseo físico entre mujeres. 

Yuri no es un término dirigido a un género o audiencia específicos, pero sí a la "percepción" de la audiencia. Si queremos, podemos diferenciar entre shounen yuri —escrito por hombres para una audiencia mayoritariamente masculina—, shoujo yuri escrita por mujeres para una audiencia mayoritariamente femenina— y lo que en el Yuricon se piensa que es el yuri puro; el escrito por lesbianas para una audiencia lésbica.

En resumen, yuri es cualquier historia con mujeres enamoradas de (o atraídas lujuriosamente por) otras mujeres.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Para evitar posibles violaciones (interesante)

Encontré esto asi q lo puse aqui, me parecio interesante. 


Un grupo de violadores en prisión fue entrevistado para saber lo que buscan en una víctima potencial. He aquí algunos hechos interesantes:


Lo primero que ellos observan en una víctima potencial, es el peinado. Es más probable que ellos ataquen a una mujer con un peinado tipo cola de caballo, trenzado o cualquier otro peinado del que sea posible tirar más fácilmente. Es pués más probable que ataquen a mujeres con cabellos largos. 


Mujeres con cabellos cortos, no son blancos comunes. 

2) La segunda cosa que ellos observan es la ropa. Observan a mujeres que usen ropa fácil de arrancar rápidamente. También buscan mujeres hablando por el móvil o haciendo otras cosas mientras caminan: Esto les indica que están desatentas y desarmadas y pueden ser fácilmente atacadas.

3) Las horas del día en que ellos más atacan y violan mujeres es al comienzo de la mañana, entre las 5:00h y las 8:30 horas, y después de las 22:30 horas.

4) Estos hombres procuran atacar de forma y en lugares en que puedan cargar a la la mujer rápidamente a otro punto, donde no tengan que preocuparse de ser atrapados. Si usted esboza cualquier reacción de lucha, acostumbran a desistir en aproximadamente dos minutos. Creen que no vale la pena, que es una pérdida de tiempo.

5) Manifestaron que no atacan mujeres que cargan paraguas u objetos que puedan ser usados como arma a una cierta distancia. (Las llaves no les intimidan, porque para ser usadas como arma, la víctima tiene que dejarlos llegar muy cerca).

 6) Si alguien estuviera siguiéndola en una calle, andén o garaje, o si estuviera con alguien sospechoso en un ascensor o en una escalera, mírelo directamente a la cara y pregúntele alguna cosa, tipo "¿Que hora tiene?“.Si el fuera un violador, tendrá miedo de ser posteriormente identificado y perderá el interés en tenerla como víctima. La idea es convencerlo de que no vale la pena elegirla.

7) Si alguien se presenta imprevistamente y le sujeta, ¡grite! La mayoría de los violadores dijo que soltaría a una mujer que gritase o que no tuviese miedo de pelear con él. Nuevamente, ellos procuran buscar BLANCOS FÁCILES. Si usted grita, podrá mantenerlo a distancia y es probable que huya. 

8) Esté siempre atenta a lo que pasa detrás suyo. En el caso de que perciba algún comportamiento extraño, no lo ignore. Siga sus instintos. Es preferible descubrir que se equivocó y quedar medio desubicada en el momento. Tenga la certeza de que quedaría mucho peor si el sujeto realmente atacase.  

9) En cualquier situación de peligro, en caso de que tenga que gritar, grite siempre "FUEGO! FUEGO!" y muchas más personas acudirán (curiosos). En el caso que su grito sea ”Socorro!" la mayoría de las personas se abstiene, por miedo. Téngalo presente!


Con esto no estoy tratando de decir que se corten el pelo o que dejen de llevar minifaldas ni tampoco que salgan de marcha muy tarde, solo son precauciones (a mi me parecio interesante....)
espero que les sea de ayuda!!


jueves, 4 de noviembre de 2010

Sexo seguro entre mujeres

Las lesbianas también tienen el riesgo de contagiarnos como todas las mujeres.El desconocimiento de los organismos estatales u organizaciones de gays, la invisibilidad del tema sobre el sida entre mujeres, sino "sólo desinterés.


'Aunque las Enfermedades de Transmisión Sexual son menos corrientes en la comunidad lesbiana que en cualquier otra, ocurren con la frecuencia suficiente como para que la mujer sexualmente activa se inquiete por ellas.''

''Los condones femeninos se lanzaron al mercado hace una década y son el único método de prevención de enfermedades de transmisión sexual que depende exclusivamente de la mujer. Tienen la misma eficacia que los preservativos masculinos, sin embargo, no sólo no lograron imponerse, sino que las políticas de salud tampoco destinan fondos para promoverlos.''

''Las principales desventajas que suelen enumerarse a la hora de hablar de estos condones son que no son accesibles por su precio, que son ruidosos, incómodos y poco atractivos.''

''En los países donde son accesibles, la demanda está creciendo. Pero hay una mayoría de consumidoras potenciales que no saben que lo condones femeninos existen.''

'La falta de información contribuye al hecho de que pocas mujeres lesbianas adoptan métodos preventivos en las relaciones sexuales. Pero no es sólo eso. El costo del preservativo femenino, que llega a ser vendido por R$ 12,00, y la incomodidad que su uso acarrea también contribuyen.''

''Las mujeres lesbianas pueden practicar el sexo seguro en muchas y muy variadas formas, una de las formas más seguras de hacer el amor entre mujeres es la masturbación mutua con objetos sexuales (que no se comparten o previamente desinfectados) o mediante la estimulación con los dedos (sin heridas o rasguños, o con guantes) es un método seguro de relaciones sexuales entre mujeres. El sexo oral protegido (utilizando barreras de látex, condones extendidos o plástico para envolver comida) y la penetración digital protegida (guantes de látex o guantes individuales para cada dedo), el uso de juguetes sexuales con uso de condones de látex o sin compartirlos con la pareja sexual son formas de reducir la posibilidad de contagio entre mujeres.''


''En el tribadismo, frotando sexo con sexo entre mujeres también entramos en contacto con flujo vaginal, pero si no hay heridas en las mucosas genitales el virus no tendrá puerta de entrada a nuestro cuerpo. Solo en algunos casos podríais causar heridas que significaran algún riesgo. Por tanto, esta práctica es de bajo riesgo, sobre todo si no hay presencia de sangre. De todos modos, si prefieres protegerte del todo, emplea una barrera de plástico o de látex colocada entre vuestros sexos.''

Unos consejitos para recordar:

* Lo más básico es realizar el test de VIH para saber si están infectadas o no.

* Sexo oral protegido con campos de látex.

* Evitar el sexo oral desprotegido si la compañera está menstruando o tiene alguna infección vaginal.

* Si se utilizan juguetes que estos sean de uso personal o, en caso de compartirlos, limpiarlos adecuadamente o usarlos con preservativos.

* Utilizar guantes de látex si hay heridas en las manos.

* Utilizar lubricantes acuosos.

* No usar las uñas muy largas ya que estas posibilitan la producción de heridas.

Preservativo femenino:


Y debería quedar colocado de la siguiente manera:


Una barrera de latex:

Me parece genial que las organizaciones invierta millones en distribuir preservativos masculinos tanto para parejas heterosexuales como para las homosexuales masculinas, y en concienciar a la población, pero ¿que narices pasa con las parejas lesbianas? ¿sólo porque se hayan dado menos casos merecemos menos atención? ¿acaso tiene que aumentar el número de víctimas y convertirse en un genocidio femenino para que las autoridades reaccionen?

Debería darles vergüenza...


Cuando un hombre se hace el examen de VIH, se le pregunta qué tipo de relaciones tiene (homosexual heterosexual, ambas, ocasionalmente homosexual, etc). Cuando una mujer se lo hace, no se le pregunta, inmediatamente se asume que es heterosexual. Y si lo preguntaran ¿cuantas mujeres dirían "lesbiana" u "ocasionalmente lesbiana"? con todo el castigo social y moral que eso significa?

El SIDA no pregunta. Hay que dejar en claro que las posibilidades de contagio entre lesbianas es muy bajo, comparado con las relaciones homosexuales masculinas/heteroxesuales. PERO EXISTE el riesgo".